6 trucos a la hora de volar con niños en avión - TRAVEL LOST Skip to Content

6 trucos a la hora de volar con niños en avión

Viajar en avión es una placer… hasta que vas con un bebé o con un niño. Ahí la cosa se complica ligeramente y todo parece mucho más difícil y estresante; sin embargo, un poco de paciencia y algo de planificación te ayudarán a salir del paso con éxito y llegar a tu destino.

Tener hijos no debe impedirte viajar; al contrario, será emocionante vivir aventuras al lado del nuevo miembro de la familia. La clave está en conocer bien al joven viajero, entender sus necesidades y ritmos y adaptarte en la medida de lo posible. Todo esto se consigue con previsión y planificación.

La experiencia, además, es un grado; tanto para ti como al pequeño. Cuanto más acostumbrados estéis a volar, cada viaje será mucho mejor.

Para ayudarte a arrancar, hemos querido recopilar los consejos de diferentes papás viajeros basados en su propia experiencia volando con niños. ¡Presta atención!

“Viaja de noche”, por Bebés y mamás

Como decíamos, la planificación es fundamental a la hora de volar con niños. Desde que compras los billetes, hasta que estás de vuelta en tu casa tras unos días maravillosos en familia.

Si el vuelo va a ser largo es mucho mejor que lo reserves para que este sea por la noche y así el niño podrá dormir en el avión. Aunque no se dormirá por completo, por lo menos te garantizas unas horas de tranquilidad.

“Los viajes que transcurren de día se hacen mucho más tediosos para los niños pues necesitan gastar energías de alguna forma y a bordo de un avión no es el mejor lugar para hacerlo”, explican desde el blog. Si puedes elegir, opta por vuelos nocturnos.

“Que siempre estén cómodos”, por Mamás modernas

Para que el niño duerma y esté tranquilo es importante que esté cómodo; por lo tanto, opta por vestirle con la ropa más holgada posible. También ten en cuenta que el aire acondicionado de los aviones puede ser bastante fuerte, por lo que no estará de más llevar un jersey para abrigarle si es necesario.

La recomendación de Mamás Modernas es que lleves tres mudas: “una para el aeropuerto, un pijama para la noche y otra para la llegada”, dice. Y como consejo adicional, sugiere guardar todo en bolsas individuales dentro de la maleta de mano para encontrar cada cosa sin dificultades.

“Lleva biberones y comida para el avión”, por Viajablog.

Aunque no está permitido introducir ciertas sustancias en el avión, no tendrás problema para llevar agua, leche o comida para tu bebé. Aunque sí tendrás que respetar la normal de los 100 mililitros como máximo por recipiente y llevarlos en bolsas precintadas.

Si el niño es más mayor y come sólidos, también es recomendable que lleves su propia comida. Puede que la del avión no le guste o que la distribuyan cuando el niño ya no tiene hambre. En este caso lo mejor siempre es ir cubiertos, unas galletas o un sándwich bastarán.

“Elige juguetes variados y pequeños”, por Familias en ruta

Es importante que pienses en cómo entretener al niño cuando esté despierto; pero sé inteligente: lleva juguetes que ocupen poco espacio, que sean variados y que no hagan ruido (para no molestar).

Además, como dicen en Familias en ruta, “es muy recomendable hacer una caminata por los pasillos para estirar las piernas, ver y descubrir con quién compartimos el viaje y quizás conocer más niños y niñas”.

“Ten un biberón a mano para evitar el dolor de oídos”, por Magia en el camino

Como ya sabrás, el dolor de oídos en el avión es un mal que afecta a mayores y especialmente a niños. El consejo de Magia por el camino, y de muchos pediatras, es darle al niño un biberón. La succión le aliviará la sensación y, además, le mantendrá hidratado.

“Inventa una historia”, por Vivir Fuera

A los niños les encantan las historias, crea una entorno al viaje y el momento del vuelo. Así, ayudarás a que el niño se haga una idea de lo que está por venir y estará entretenido. “La imaginación de los niños no tiene límites, a veces sólo necesita un poco de estimulación”.

Con estos trucos volar con niños sí será un placer.

No viajes como un guiri, ven a Mallorca como un auténtico mallorquín

Dame la guía
Back to top