Menorca: 4 planes para viajeros que no saben nadar - TRAVEL LOST Skip to Content

Menorca: 4 planes para viajeros que no saben nadar

Hay vida más allá de la playa y el mar en Menorca. De hecho, la isla cuenta con 700km² de tierra donde practicar un sinfín de actividades, hacer planes, excursiones y divertirse incluso más que chapoteando en el agua.

En tu maleta no serán necesarios, si así lo deseas, ni el bañador ni las chanclas. Puedes sustituirlos por unas botas para hacer senderismo o un traje elegante para acudir a las más concurridas galerías de arte.

Descubre algunos de los mejores planes tierra adentro y comprueba que Menorca también es un paraíso para aquellos a los que no les gusta pisar la playa.

Unas botas y ¡a andar!: el Camí de Cavalls

El senderismo es una de las grandes atracciones de la isla y uno de las mejores formas de descubrir sus rincones más bonitos. El Camí de Cavalls bordea toda la costa y da la vuelta a la Menorca. Son, en total, 185 km de impresionantes acantilados, playas, calas, cuevas y vistas increíbles.

Es, además, un sendero histórico que se utilizaba para defender la isla desde que el rey Jaume II estableció la obligación a los colonos de contar siempre con un caballero que vigilase la costa desde este camino.

Por su larga extensión se puede hacer por tramos o simplemente dar paseos por su trazado. Si quieres hacerlo completo, oficialmente, son 20 etapas que empiezan en Mahón y terminan en el mismo punto. Y si lo tuyo no es andar, también está permitido recorrerlo en bici o a caballo (como se hacía tradicionalmente).

El espectáculo del mar: la ruta de los faros

Los faros tienen ese je ne sais quoi que es imposible de definir pero que atrae e hipnotiza. El mar chocando contra las rocas y la luz que gira y gira, y hace de guía para los marineros, los convierte en una postal maravillosa.

En Menorca hay 7 faros que merecen una visita, 4 al norte y 3 al sur. Estos son:

Si hay que elegir, los más recomendables son el de Favaritx y el de Cavalleria. Están totalmente aislados y los paisajes de su alrededor son de gran belleza y singularidad. A la sombra de estos faros también disfrutarás de unas maravillosas puestas de sol.

Pinceles menorquines: un paseo por las galerías de arte locales

Los paisajes de la isla han despertado la creatividad de muchos artistas y les han servido de inspiración para crear numerosas obras de arte. Las luces, el mar y los colores de Mallorca se ven plasmados en los cuadros que se exponen en las diferentes galerías de arte.

Mahón y la Ciutadella concentran el mayor número de galerías de Menorca. Dos localidades pequeñas donde disfrutar de la pintura de artistas locales que, con un poco de suerte, es posible llegar a conocer.

Excavando en el pasado de la isla: la Cultura Talayótica

Tierra adentro, lejos del mar, se encuentran los restos de las primeras civilizaciones que poblaron la isla. Hoy en día, 4.000 años después, quedan en pie numerosas construcciones de piedra de la época e incluso poblados enteros. Han recibido el nombre de Cultura Tayalótica.

En Menorca se han encontrado una gran número de excavaciones y se estima que hay, de media, unos 2 yacimientos por kilómetro cuadrado. Y algunos de los restos, como los que se conocen con el nombre de taulas (monumentos ceremoniales) y navetas (sepulcros colectivos), son únicos en el mundo.

Por su gran belleza y valor histórico, 32 yacimientos (de los 1.574 que hay en la isla) postulan a convertirse en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los más interesantes y asombrosos son: la Naveta des Tudons, Torre d’en Galmés, Torralba d’en Salord, Son Catlar y Talatí de Dalt.

Menorca tiene mucho que ofrecer, más allá de sus playas y calas de aguas cristalinas. Atrévete a explorar tierra adentro todo lo que esconde la isla y enamórate de su cultura, sus montañas, pueblos y gentes.

Si Menorca es tu próximo destino, no puede faltarte esta guía

Quiero la guía de Menorca
Back to top