3 excursiones en bicicleta para hacer con niños en Mallorca - TRAVEL LOST Skip to Content

3 excursiones en bicicleta para hacer con niños en Mallorca

Las salidas en bicicleta son de las actividades más entretenidas para realizar en familia. Grandes y pequeños os divertiréis por igual descubriendo lugares nuevos, haciendo deporte y pedaleando sin parar de aquí para allá.

Durante las vacaciones, puede ser el plan perfecto con niños. Os permitirá hacer turismo de una forma diferente y abarcar un espacio mayor que si vais a pie. Además, hoy en día, en cualquier destino, encontraréis un establecimiento donde alquilar bicicletas y caminos adaptados para ello.

Otra de las ventajas de esta actividad es que no importa la edad que tengan los niños para practicarla, ya que pueden ir acomodados en una sillita junto a sus padres o en su propia bici si ya son un poco más mayores y pueden ir por su cuenta. Eso sí, ¡siempre protegidos con un casco!

En Mallorca encontrarás diferentes rutas que son perfectas para hacer en bici y con niños: terreno asfaltado, pocas pendientes y distancias cortas. Descúbrelas y ¡venid a pedalear por la isla en familia!

1. De Binissalem a Biniagual

Este recorrido empieza en la estación de tren de Binissalem hasta el pueblo de Biniagual, dos localidades pequeñas y preciosas a los pies de la Serra de la Tramontana.

Al salir de Binissalem, dejaréis atrás la carretera y os quedaréis rodeados de naturaleza en estado puro. La ruta atraviesa campos de cultivo, masías… y podréis ver ovejas, cerdos y caballos. Haced paradas para disfrutar de las vistas y proponed a los niños que cuenten cuántos animales diferentes ven durante el camino.

La distancia en total es de 4,3 kilómetros que, en bicicleta, puede llevaros una hora aproximadamente (aunque dependerá de vuestro ritmo). El recorrido no tiene ninguna dificultad ya que es totalmente llano y está asfaltado, ¡perfecto para niños!

2. La Vía Verde de Artá a Manacor

La Vía Verde de Artá a Manacor sigue el trazado de una antigua línea de ferrocarril que funcionó como tal entre los años 1921 y 1977. Hoy ha sido adaptada para que ciclistas y caminantes disfruten del interior de la isla, donde se alternan los campos de agricultura tradicional y el bosque mediterráneo.

Su extensión alcanza los 29 kilómetros, pero podéis elegir hacer sólo un tramo pequeño. Aunque, tanto en Manacor como en Artá, os encontraréis con una gran oferta cultural que merece la pena explorar.

Esta ruta es ideal para ir con niños ya que encontraréis un carril de unos cuatro metros de ancho, zonas de descanso y 4.800 árboles (pinos, encinas, acebuches, tamarindos, plataneros y moreras) y más de 15.000 plantas arbustivas. Además, durante todo el camino, hay carteles que informan de la vegetación y fauna características de la zona.

3. El Paseo Marítimo de Palma de Mallorca

¿Qué mejor que recorrer en bici el paseo marítimo de la capital de la isla? Para ello existe un carril exclusivo para ciclistas de 13 kilómetros de longitud. Este es perfecto para ir con niños y disfrutar de la fachada marítima de Palma.

A través de esta vía, es posible recorrer prácticamente toda la costa. Sin embargo, una ruta muy recomendable es la que va desde la escollera, frente al Parc de la Mar, hasta el Coll d’en Rabassa. Pasaréis por el Club Náutico de Palma y tendréis unas maravillosas vistas panorámicas de la Palma monumental, la Almudaina, la Catedral, el Palacio Episcopal y el barrio de Calatrava.

El camino está bien conectado al resto de la red ciclista de la ciudad, por lo que es muy sencillo llegar a él montados sobre la bici. Además, todo el recorrido es llano y está correctamente señalizado.

Estas tres rutas os permitirán conocer un poco mejor diferentes partes de la isla y disfrutar de sus maravillosos paisajes sobre vuestras bicicletas y en familia. ¡A pedalear!

No viajes como un guiri, ven a Mallorca como un auténtico mallorquín

Dame la guía
Back to top